DIEZ COSAS QUE DEBE SABER SOBRE LAS ETIQUETAS DE NUTRICIÓN

(1) Etiquetas nutricionales. Mientras pasea por los pasillos de la tienda de comestibles, lee su lista de compras y tira artículos en el carrito de compras a medida que avanza, ¿alguna vez se ha preguntado qué hay en la comida que está comprando? Es fácil distraerse con las bonitas fotos en la caja. ¿Quién no ama a las vacas felices que pastan en hermosos pastos en California? ¿Crees que eso es real? ¡No es! El frente de la caja no es tan importante como la etiqueta nutricional en la parte posterior de la caja. Hay ingredientes allá atrás que no puedes pronunciar, y algunos incluso tienen números, como el polisorbato 80, que te hacen pensar que podría haber otros 79 polisorbatos antes de este.

(2) Información nutricional. Es posible que se sorprenda al saber que la etiqueta de información nutricional no siempre es objetiva. La ley federal permite un margen de error muy laxo, hasta un 20 por ciento para el valor declarado versus el valor real de los nutrientes. Eso significa que una merienda de 100 calorías puede contener hasta 120 calorías y aún así no estar violando las reglas de la Administración de Drogas y Alimentos (FDA).

(3) ingredientes. Cuando esté leyendo la lista de ingredientes, una regla general es ir con un alimento que tenga una breve lista de ingredientes y palabras que pueda pronunciar. Los ingredientes se enumeran en orden de predominio, con los ingredientes utilizados en la mayor cantidad primero, seguidos en orden descendente por aquellos en cantidades más pequeñas.

(4) Tamaño de la porción. Esto es algo que mucha gente pasa por alto. Si solo lee el recuento de calorías, puede pensar que puede comer una caja de galletas y solo ingerir 240 calorías. ¡Incorrecto! Esa caja de galletas podría dividirse en seis porciones. La etiqueta dice que son 240 calorías por porción, lo que significa que la caja tiene 1440 calorías. Muchos artículos, incluso artículos de tamaño bit, cuentan como más de una porción.

(5) Azúcar. En promedio, un estadounidense consume 4 libras de azúcar cada 20 días. Eso es 22 cucharaditas al día. Aún más extraño, algunos alimentos que contienen azúcar no tienen azúcar en la lista como ingrediente. ¿Cómo es eso? Hay muchas formas diferentes de azúcar. El azúcar se puede enumerar como azúcar, fructosa, sacarosa, glucosa o jarabe de maíz alto en fructosa.

(6) Grasa. La grasa se enumera como “grasa total” y luego se descompone en grasa saturada (grasa que obstruye las arterias), insaturada (grasa saludable) y grasa trans (grasa que ha sido alterada artificialmente para aumentar la vida útil). Las grasas no saturadas a menudo se descomponen en grasas monoinsaturadas o poliinsaturadas. Estas grasas reducen sus niveles de colesterol y el riesgo de enfermedades del corazón.

(7) ingredientes ocultos. No existe un requisito de la FDA para enumerar contaminantes químicos, metales pesados, bisfenol-A, PCB u otras sustancias tóxicas que se encuentran en los alimentos. Como resultado, los ingredientes que necesita conocer no aparecen en la lista de ingredientes. El fabricante solo enumera lo que quiere que creas que está en la comida.

(8) Cero. Las compañías gigantes de alimentos han descubierto cómo manipular el tamaño de la porción de los alimentos para que parezca que sus productos están libres de ingredientes nocivos como los ácidos grasos trans. La FDA creó una escapatoria fácil de usar para informar los ácidos grasos trans en la etiqueta. Cualquier alimento que contenga 0.5 gramos o menos por porción puede reclamar cero grasas trans en la etiqueta. Por lo tanto, un fabricante sin escrúpulos puede disminuir el tamaño de la porción hasta que su comida sea legal.

(9) Colesterol. El colesterol es un tipo de grasa que proviene solo de productos animales. Demasiado aumenta su riesgo de enfermedad cardíaca, así que manténgalo por debajo de 300 miligramos por día.

(10) sodio. El sodio es sal. Dado que la mayoría de las compañías de alimentos desean que sus alimentos tengan una vida útil lo más larga posible para ahorrar dinero, agregan altas cantidades de sal para preservar los alimentos. El alto consumo de sal conduce a enfermedades como la presión arterial alta y enfermedades cardiovasculares. Le conviene comprender cuánta sal contiene su comida y tratar de mantenerse por debajo de los 2400 mg de sodio recomendados por día.

 

bici de la suciedadFood and Drug Administrationmotocrossacción de motocrossmxaEtiqueta de información nutricionaldiez cosas