ENTREVISTA DE LA SEMANA: TROY ADAMS

TroyAdamsandTuckerHibbert.jpgTroy Adams formó parte del equipo Samsung / Sprint / Honda en 2005. Terminó sexto en la clasificación general de 125 Supercross Este. Por cierto, ese es Tucker Hibbert, la CABRA de las carreras de motos de nieve, detrás de él.

¿Te acuerdas de Troy Adams? Hago. Era uno de los mejores chicos en los pits cuando yo era un periodista neófito que acababa de aprender las cuerdas de las carreras profesionales de motocross. Troy, oriundo de Florida, se tomó un tiempo de sus ocupados días de carrera para conversar sobre todo y nada conmigo. Dejó una marca indeleble en este niño impresionista. Adams se convirtió en el punto de referencia de cómo debe actuar un piloto de motocross.

Troy Adams aparentemente desapareció de la escena de las carreras después de los nacionales canadienses de 2010. Era solo otro de esos ex corredores que se alejó del foco y se escondió en algún rincón oscuro del planeta. Solo que eso no es del todo exacto. Adams, como tantos antes y después, fue olvidado por la industria. Me da vergüenza decir que estoy incluido en ese grupo. Tanto alboroto está hecho de corredores novatos, sin embargo, no reciben su vencimiento cuando el reloj marca la medianoche y cuelgan sus botas. Las carreras aún se llevan a cabo. Nueva sangre entra en escena. Aquellos, como Troy Adams, son arrastrados.

Dejarlo en las redes sociales para hacerme tropezar. O tal vez fue casualidad. De cualquier manera, Troy Adams apareció en mi cabeza. Quería alcanzarlo. No, necesitaba hablar con él. Un mensaje directo y unos minutos después, Troy y yo estábamos masticando la grasa por mensaje de texto. Resulta que está casado, y su esposa es una gran fotógrafa de motocross. De hecho, recuerdo haberla visto en las carreras de Supercross de Atlanta y Daytona. En ese momento no sabía que ella era la señora Chelsea Adams. Pequeño mundo, ¿eh? Durante mi conversación con Troy, le pregunté si estaba interesado en hacer una entrevista. El afable ex-corredor obedeció. Descubra lo que Troy ha estado haciendo estos últimos seis años.

Por John Basher

Troy Adams December 2006Adams firmó con el esfuerzo Rockstar Suzuki en 2007 después de pasar un año en Pro Circuit Kawasaki. Terminó noveno en general en el 125 West.

¿Qué has estado haciendo?
He trabajado como electricista industrial durante los últimos dos años. Antes de eso, estaba tratando de encontrar mi camino. No sabía lo que quería ser cuando creciera. Pasé por algunos trabajos e intenté seguir compitiendo. Estaba entrenando a algunos jinetes aficionados y haciendo escuelas, pero me di cuenta de que todos y sus hermanos que solían competir lo están haciendo ahora. Tenía algunos miembros de la familia que trabajaban en el campo de los electricistas antes, y pensé que era interesante. Me quedé con eso. De alguna manera es como el motocross, porque trabajo diferentes horas semana a semana. No es necesariamente un trabajo eléctrico residencial. Estoy ubicado en el centro de Florida, y hay 16 plantas en toda el área que ayudo a dar servicio eléctrico. Salto de un día para otro. Un día podría estar conduciendo a Miami, y al día siguiente iré a Gainesville. Existe ese elemento de no estar atrapado en un solo lugar. Por eso me sentí como en casa. También hay tanto que aprender que nunca tengo un día aburrido.

¿Echas de menos las carreras?
Por supuesto que sí. Durante mucho tiempo odié las carreras. Le guardaba rencor. Odiaba el mundo cuando renunciaba. Atraviesas una montaña rusa tan emocional cuando dejas algo que ha sido tu vida durante tanto tiempo. Había estado corriendo desde que tenía nueve años y me vi obligado a buscar otra cosa que hacer. Sabía que nunca volvería a montar una moto de cross como mi trabajo, y era difícil de manejar. Las cosas se sintieron fuera de lugar durante mucho tiempo. Me tomó un tiempo superarlo. Pasé por diferentes fases. Terminé con eso, y luego pasaron un par de años y vi a muchachos con los que solía competir con carreras todavía. Empecé a extrañarlo. Echo de menos la competición y su aspecto de conducción, seguro. La política involucrada, bueno, esa es otra historia.

Tuviste una larga carrera, que comenzó en 2001 y finalizó en 2010. Por supuesto, muchas personas recordarán tu paseo en Pro Circuit Kawasaki en 2006. Eso podría haber sido un gran descanso, pero luego te rompiste el fémur durante el Supercross de pretemporada pruebas.
Tengo emociones encontradas sobre mi carrera. Hablo con mi esposa al respecto todo el tiempo. Ella surgió en la nueva era del motocross, por lo que no sabe mucho sobre cuándo corrí. Siento que tuve una carrera exitosa. Terminé en la caja varias veces, y lo hice en Supercross y al aire libre. También participé en grandes equipos. Al mismo tiempo, cuando tuve que dejar de correr, sentí que había fallado. Es un poco agridulce. Claro, tuve una carrera de diez años en las carreras. La mayoría de la gente en el mundo nunca podría hacerlo, pero pude vivirlo. En el otro hombro, se siente un poco como si fallara. En cuanto a Pro Circuit, eso es algo que podría haber sido. Romper mi fémur justo antes de Supercross fue una decepción. Por la forma en que todo me fue bien durante todo el año, todavía no estoy seguro de si estar en ese equipo fue el adecuado para mí o no. Algunas personas forman parte de ese equipo y otras no. Terminé yendo hacia Rockstar Suzuki [en 2007], y eso terminó mordiéndome. El equipo fue desmantelado por algunos altos mandos, y nos dejó a un montón de nosotros, Kelly Smith, yo mismo y algunas otras cosas, rascándonos la cabeza sobre qué hacer. Eso fue durante la recesión económica. Me dejaron alto y seco, pero me las arreglé para sacarme unos años más de las carreras.

Hablas de la recesión. ¿Cómo afectó eso a tu carrera?
Ya no había nada allí afuera. Los equipos se estaban retirando porque muchos de ellos estaban siendo apoyados por financiamiento privado. Parecía que de la noche a la mañana las cosas se evaporaron. La disponibilidad de paseos se había ido. Los viajes que estaban disponibles resultaron en hacerlo gratis. Estaba pagando vuelos y tarifas de entrada, así como una bicicleta, pero no estaba recibiendo un salario. Todos saben que el AMA no paga lo mejor. Es difícil mantener a una familia o pagar una hipoteca con premios. Es un estilo de vida como vivir fuera de una furgoneta. Cuando se acaba el salario, entonces no tienes nada a lo que recurrir. Fue entonces cuando empecé a pensar a largo plazo. Empecé a preguntarme qué iba a hacer a los 40 años cuando no ganaba un sueldo como piloto. Eso arrojó todo mi juego mental fuera de control. Todos sabemos que para ser un competidor competitivo, debes concentrarte y hacerlo 100% del tiempo. Cuando empiezas a pensar en factores como perder tu casa o preguntarte qué va a pasar el próximo año, tus resultados se ven afectados. Hay tantas variables que muchos gerentes de equipo y propietarios de equipos no tienen en cuenta. Le piden mucho a un jinete y no le brindan ningún consuelo financiero. Ahí es donde se acumuló mi estrés. Mi paseo mostró. En 2007 y 2008 comencé a estabilizarme. No estaba mejorando, y desarrollé una actitud amarga porque no estaba muy seguro de mi futuro. Eso me hizo seguir adelante con mi vida. Probablemente fue la decisión más difícil que he tomado en mi vida. Tuve que seguir adelante para tener una familia, tener una casa y pagar mis cuentas todos los meses.

Troy Adams High Point 2009Adams en High Point en 2009.

¿Sabías que 2010 será tu último año de carrera profesional?
Durante la serie de Supercross 2010 monté para Butler Brothers, y luego hice los nacionales canadienses para el equipo Cernics Monster Kawasaki. Todo ese año supe que iba a ser mi última temporada. Tenía un presentimiento al respecto. La gente me decía que planeaban contratarme para 2011, pero aprendí sobre las personas. A todos les gusta conducir a un jinete y darle palmaditas en la espalda. Al final, todos se cuidarán a sí mismos. Sabiendo eso, cada carrera a la que fui en 2010 me detenía después de la carrera y miraba en las gradas. Quería asimilarlo todo. Tuve la oportunidad de competir en Costa Rica durante el verano y lo absorbí todo. Josh Demuth fue mi compañero de equipo, y nos divertimos mucho la temporada. Quería ganar una carrera antes de renunciar, y nunca sucedió. Aún así, salir como lo hice, fue increíble. En cierto modo, terminé la carrera con una buena nota.

¿Cuál fue tu año de carreras más agradable?
Tenía que ser en 2004 o 2005, cuando estaba en el equipo WBR Kawasaki. Además, lo pasé muy bien en 2010 compitiendo contra los Canadian Nationals. Pasé buenos momentos a lo largo de toda mi carrera y conocí a mucha gente excelente. Sin embargo, para mí, estuve rodeado de personas reales durante esos años específicos.

¿Es difícil encontrar "personas reales" en la industria del motocross?
No lo digo de mala manera. Todos en la industria quedan atrapados en cuidarse a sí mismos. Es triste decirlo, pero estoy seguro de que es así en cualquier otra industria. A veces siento que esa no es la forma de administrar un negocio. Sacas más provecho de las personas cuando eres honesto, en lugar de trabajar en torno a la situación. Sin embargo, los egos están involucrados. A veces me consumió hasta el punto en que me agravó sin fin. Ahí es donde fallé como piloto, porque dejaría que las cosas me afectaran, en lugar de ignorarlo. Siempre dejo que las pequeñas cosas me molesten. Eso, solo, afectará tu estado mental al entrar en una carrera. Una vez que renuncié, hubo algunos años que no hice mucho. Me tomé ese tiempo para reflexionar y pensé en lo que podría haber hecho para mejorarme. Yo era mi propia caída. Dejé que las cosas me afectaran, y podría haber hecho varias cosas de manera diferente que habrían mejorado mi carrera. Perdí mi camino un poco, y afortunadamente pude darme cuenta de las cosas y trabajar en ello, pero ya era demasiado tarde.

¿Viajas en estos días?
Por supuesto que sí. También sigo el deporte, aunque estoy en las sombras. Mi esposa, Chelsea Adams, es fotógrafa. Ella dispara algunas carreras de Supercross y Nacionales. Cuando esté en el almuerzo en el trabajo, veré la carrera del fin de semana anterior y cosas así. Probablemente siempre seguiré el deporte, porque de lo contrario parecería que una parte de mí está vacía. Todavía voy a Atlanta y Daytona todos los años.

Gracias por tu tiempo, Troy.
Gracias John Es bueno ponerse al día.

Puede que también te guste